PROTEGE Y CUIDA LA PLATA CON ESTOS FÁCILES CONSEJOS

Si eres una apasionado/a de la plata, este post es para ti.

Seguro que tienes anillos, pendientes, pulseras y demás joyas de plata, que con el paso del tiempo han tornado un aspecto  ennegrecido.  Esto no quiere decir que la pieza no sea plata de primera ley o que su calidad no sea buena.

Esto ocurre por la combinación de dos factores: la reacción del sulfuro de hidrógeno;  en contacto con la plata da lugar a una reacción química, la cual provoca que el material adquiera esa tonalidad.

Por otro lado, entra en juego el pH de nuestra piel y los compuestos de nuestro sudor, el cual contribuyen a acelerar estas reacciones químicas explicadas con anterioridad.

Estas reacciones son completamente normales en este tipo de material, por ello, en este post te explicaremos cómo limpiar correctamente tus piezas y joyas de plata sin que el material sufra ningún tipo de daño.

No necesitarás costosos productos, ni materiales específicos para lograr un resultado formidable.

1. BICARBONATO Y VINAGRE BLANCO

Moja un trapo en una mezcla de vinagre, bicarbonato de sodio o  limón, si no dispones de este último.

Sumerge los objetos y déjalo actuar durante 10 minutos, luego coge un trapo y seca las piezas. Lograrás un brillo y limpieza impresionante.

2. DENTÍFRICO

Si no dispones de los ingredientes que  hemos comentado anteriormente, no te preocupes, ya que con la pasta de dientes puedes lograr los mismos resultados.

Este método es ideal para piezas grandes, tales como la cubertería.

Primero limpia un poco la superficie con agua y jabón, posteriormente aplica un poco de pasta de dientes sobre un paño seco y frota sobre la joya durante unos minutos.

Para finalizar la limpieza, vuelve a limpiar la joya con agua y jabón, por último sécala bien. El resultado será maravilloso.

3. PAPEL DE PLATA O PAPEL ALUMÍNIO

Sólo tendrás que coger un recipiente, cubrirlo de papel de plata y llenarlo con agua caliente y una pizca de sal o bicarbonato.

Al introducir las piezas de plata, ocurre la reacción química del cloro de la sal reaccionando con el aluminio, llevándose el sulfuro de plata, dando lugar a la plata pura y brillante.

Deja actuar la mezcla durante 10 minutos, posteriormente seca y frota las joyas.

¡Tus piezas lucirán como si te las acabaras de comprar!

4. LIMÓN

Con el limón lograrás una limpieza y brillo eficaz y extremo, sólo necesitarás un limón y una piza de sal o bicarbonato.

Parte el limón por la mitad y añade sal, a continuación frota la joya durante unos minutos, posteriormente, retira el exceso de producto con un paño húmedo y seca para pulir la pieza y darle brillo.

5. GOMA DE BORRAR

Vuelve a abrir el estuche del cole y saca la goma de borrar, con ella podrás quitar esas incómodas manchas oscuras presente en tus piezas o joyas.

Este método no es aconsejable para piezas pequeñas o delicadas, ya que puede dañar la superficie de esta.

Por lo tanto, este método es infalible para platos, cubiertos, marcos, bandejas; solo tendrás que frotar sobre la superficie para logar un acabado perfecto.

6.CÁSCARA DE PLÁTANO O BANANA

Para este método, utilizaremos la parte interna de la cáscara, esta nos ayudará a remover y eliminar la suciedad sin problemas.

Sólo tienes que tomar la cáscara del plátano y pulir la pieza hasta que reluzca. Para finalizar limpia la joya con agua tibia y jabón. Seca con un paño de fibra y tu joya ya estará lista para su uso.

7. DETERGENTE PARA LA ROPA

Vierte un poco de detergente para la ropa sobre un recipiente con agua caliente, remueve bien la mezcla hasta que el detergente se disuelva. Una vez hecho esto, añade los artículos durante un par de minutos.

Para finalizar seca las joyas con un trapo suave para aportar brillo.

 

limpiar reloj de plata

OTROS CONSEJOS.

No dejes comida o fruta pasada en tus bandejas o fuentes, ya

que tu cubertería se puede ver gravemente deteriorada, haciendo la limpieza mucho más complicada y difícil.

Si las piezas o joyas de plata que desees limpiar tienen relieves o pequeños recovecos, te aconsejamos que utilices un cepillo de dientes suave o bastoncillos de algodón.

Estos te ayudarán a acceder a aquellas zonas donde el paño no llega.

 

Si durante un tiempo no vas a utilizar algunos de tus artículos de plata, te aconsejamos que los guardes individualmente en bolsas de plásticos herméticas, para evitar el contacto con el aire y humedad. Estas se deben encontrar en un sitio fresco y seco

Para su correcta conservación, lo ideal sería que las guardaras en un joyero forrado con alguna lona suave en su interior. Si no tienes joyero, no te preocupes, ya que las bolsitas individuales te serán de gran utilidad.

También debes evitar el contacto directo de colonias, cremas o maquillajes sobre la plata, ya que pueden deteriorar su brillo original.

 

 

 

Pin It on Pinterest

Abrir chat