¿ SABES ELEGIR CORRECTAMENTE LOS PENDIENTES PARA BEBÉS ?

Cuando nace una niña, son los padres lo que deciden si ponerles o no los pendientes de bebé. En la mayoría de los casos, estos son colocados a las pocas semanas del nacimiento, sin embargo, también hay padres que prefieren esperar hasta que su hija sea mayor y pueda decidir por sí misma.

Lo que no tenemos duda, es que los pendientes infantiles son uno de los regalos más recurrentes y clásicos.

¡Ojo! No todos los pendientes son aptos para bebés, ya que estos deben estar fabricados y tener una medida, peso y cierre especial.

Pero no te preocupes, ya que en este post te daremos los 7 consejos que necesitas saber para una correcta elección y compra.

1. Tiempo de nacimiento.

Como bien hemos comentado antes, esto es una decisión muy personal, ya que hay padres que directamente no les ponen pendientes a sus hijas hasta que estas no sean mayores y decidan por sí mismas.

Si por el contrario, decides ponerle pendientes a tu hija, esta decisión también sigue siendo muy personal. Hay padres que les realizan los agujeros a las pocas horas de nacer, otros a las pocas semanas y otros esperan incluso hasta los primeros años de vida.

Sea cual sea la elección, debes ir a centros o farmacias especializadas, las cuales cumplan con las medidas higiénicas y sanitarias.

Una vez puestos los pendientes, intenta que estos estén siempre limpios para evitar infecciones. Si no sabes cómo abordar el tema, puedes consultar y pedir consejo al pediatra del bebé.

  1. Material de los pendientes.

La piel del recién nacido es muy delicada, por ello el material de los pendientes es fundamental para evitar futuras alergias. Por lo tanto, el mejor material para los pendientes del bebé es el oro y la plata.

>  CUANDO Y COMO PONER PENDIENTES PARA BEBÉ

Esto se debe porque es un metal noble, por lo tanto, son los que menos alergias generan.

  1. Tamaño del pendiente.

Para los bebés recién nacidos, lo recomendable son los pendientes de primera puesta. Estos tienen un tamaño de 3 ó 4 mm.

A partir de un año o más, los pendientes de 5,6 y 7 mm suelen ser los ideales y los más cómodos para su puesta.

Si por el contrario, decides ponerles pendientes de aro a edad temprana, te lo desaconsejamos por completo, ya que son fáciles de enredarse y hacer daño.

El último detalle que debemos tener en cuenta, es el grosor del filamento, este debe ser lo más fino posible, para evitar infecciones y rozaduras.

  1. Forma del pendiente.

Es muy importante elegir unos pendientes cómodos para no hacerle daño al bebé, como ya sabemos, los recién nacidos se pasan la mayor parte del día durmiendo, por ello los pendientes deben de ser cómodos para no causarle molestias ni heridas.

Ten en cuenta de que los pendientes no sean puntiagudos, ni que tengan formas de estrellas o corazón, tampoco nos podemos olvidar de aquellos pendientes los cuales disponen de accesorios colgantes.

Lo ideal sería un pendiente fino, plano o redondo, sin formas ni filamentos puntiagudos.

  1. Cierre del pendiente.

El cierre más adecuado para no causar daño al bebé es el de tuerca o rosca, ya que es el más seguro para que el bebé no se la pueda arrancar, este cierre también es importante para no lastimar la parte trasera de la oreja.

Con este tipo de cierre, también nos aseguramos de que el pendiente no se pierda.

  1. Peso del pendiente

El material elegido para los pendientes debe ser ligero y con poco peso, para evitar que el agujero se raje y lastime la oreja del bebé.

>  CONSEJOS PARA LIMPIAR LA PLATA

Por ello, es importante  elegir los pendientes acordes a su edad. No tengas prisas por cambiárselos, y evita en los primeros meses los pendientes de aro, ya que estos se enredan con facilidad y pesan mucho para las orejas del bebé.

  1. Cuidados de los pendientes.

Es importante mover y limpiar lo pendientes con frecuencia, para evitar la acumulación de suciedad en la parte posterior.

También, es necesario que muevas un poco los pendientes, a diario, después de cada baño, para que estos puedan cicatrizar sin problemas.

Debemos de cuidar de las orejas del bebé hasta que estas estén 100% curadas y cicatrizadas, si vemos que la situación se complica, no dudes en pedirle consejo al pediatra, para evitar una posible infección o alergia.

En nuestra joyería Dogma Design le ponemos especial atención a todas nuestra joyería para bebés, para que se cumplan las máximas exigencias de calidad, comodidad y seguridad.

Visita nuestra web y encuentra los pendientes que mejor se adapten a vuestros gustos y necesidades  Todas nuestras joyas están fabricadas con materiales de calidad, como es el oro de 18 quilates o la plata de primera ley 925.

¿TIENES ALGUNA DUDA?

Si tienes alguna pregunta no dudes en contactar con nuestro servicio de atención al cliente, estaremos encantados de atenderte.

📩info@joyeríadogma.com     📞956333291

 

Pin It on Pinterest

Abrir chat
Right Menu Icon